Skip to content Skip to footer

Producción de cultivos: consejos para el agricultor

Introducción: La producción agrícola es el resultado de la explotación de la tierra para obtener bienes, principalmente alimentos. De allí que se convierte en una prioridad en la sociedad, por lo que es vital aplicar técnicas que permitan un mejor rendimiento en los cultivos. ¡Te invitamos a conocer más aquí!

¿Qué es la producción de cultivos agrícolas?

La producción agrícola existe desde que el ser humano dejó de ser errante para optar por el sedentarismo. Es decir, surgió hace unos 10.000 años cuando el hombre descubrió que podía sembrar para luego aprovechar los frutos del campo. Así se dio fin a su estilo de vida como nómada y, como consecuencia, surgieron nuevas necesidades para asegurar una productividad óptima, capaz de alimentar a los habitantes de un mismo entorno.

Poco a poco, a través de la observación y experimentación, el ser humano aprendió a identificar factores claves dentro del proceso de producción de cultivos relacionados con el clima, preparación del terreno, ciclos de siembra y de cosecha, manejo integral del cultivo, entre otros.

Al tiempo actual, el conocimiento, la tecnología y la agro-industrialización han facilitado herramientas y procesos que permiten mejorar la productividad; esta tiene que ver con la eficacia, es decir, lograr los resultados esperados; y eficiencia, que es conseguir esos resultados con la menor cantidad de recursos y en el menor tiempo posible.

Vista general de una plantación de cultivo de mango en etapa de floración en Cerecita, Guayas.

Tipos de Cultivos Agrícolas

Hay muchas formas de determinar los tipos de cultivos y van desde su dependencia del agua, como los relacionados con la Agricultura de secano (depende de las lluvias y del agua del subsuelo); y Agricultura de riego (sistema artificial que dirige las aguas a la plantación); hasta según su magnitud de producción (de subsistencia para el autoconsumo e industrial, para la comercialización). Pero hay otros que citaremos a continuación:

Según su ciclo

Hay cultivos según su ciclo: desde que se siembra hasta que se cosecha. En otras palabras, depende del período de vida de la planta: si muere al terminar la cosecha, hay que iniciar un nuevo ciclo y repetir los procesos hasta lograr sus frutos; caso contrario continuará arrojando frutos o semillas.

Ciclo Corto

Una vez que se ha explicado en qué consiste el ciclo agrícola, hay que referir la duración, es decir, su tiempo entre la siembra y la cosecha. Así, pues, si su proceso vegetativo dura un año o menos, se trata de un ciclo corto. Además, luego de recolectar el producto, siempre es necesario comenzar de nuevo con la siembra través de semillas o del trasplante. Entre ellos están los cereales como arroz y maíz; ciertas leguminosas y hortalizas.

Cultivo de tomate verdes e inmaduros bajo invernadero.

Ciclo largo

También son conocidos como cultivos perennes. Aquí entran los cultivos cuyos ciclos vegetativos duran un año o más. Luego de la cosecha, entran a un proceso cíclico en su fase reproductiva, sin que se presente la muerte de la planta. Generan semillas y frutos durante algunas temporadas. En este grupo están la caña de azúcar, cacao o banano.

Según su destino

Hay cultivos que sirven para alimentar al ser humano, pero también para la ganadería a pequeña o gran escala.

Cultivos Básicos

Otra forma de identificar los tipos de cultivos agrícolas es según las necesidades de consumo y entre ellos están los básicos, es decir aquellos que arrojan frutos que contribuyen a la nutrición del ser humano como los cereales: arroz, maíz, cebada, trigo, sorgo; y las leguminosas como: frijol, garbanzos, chícharos, habas.

Proceso de cultivo de arroz en etapa de maduración listo para cosechar.

Cultivos Forrajeros

Son aquellos que se destinan fundamentalmente a la alimentación animal. Se compone de las plantas cultivadas para dar de comer a los animales que pastan o requieren de cereales. Dependen del tipo de suelo, el clima y la producción ganadera a la cual se destina.

Según su producción

Dentro de esta clasificación, también hay cultivos que se distinguen por su estilo o técnica de producción.

Cultivos Orgánicos

Son aquellos que aplican procesos y métodos amigables con el ambiente. Aportan, además, a la salud y la seguridad alimentaria. Los agricultores aplican la rotación de los cultivos y aprovechan los recursos naturales para combatir las plagas y aumentar la fertilidad del suelo.

Cultivos Hidropónicos

Para decirlo de forma sencilla, los cultivos hidropónicos son aquellos que no necesitan de la tierra para cultivar los alimentos. En su lugar, utiliza disoluciones minerales que son necesarias para el crecimiento y nutrición. Además, son amigables con el ambiente. Un huerto de este tipo funciona con las raíces en suspensión y con soportes para equilibrar su crecimiento. Las lechugas forman parte de estos cultivos.

¿Cual es el proceso de producción agrícola?

El proceso va desde la siembra, mantenimiento y cosecha, que requieren de insumos indicados para fertilizar y potenciar los cultivos. Pero en esta ocasión haremos énfasis en la preparación del suelo.

Una buena preparación del terreno puede ayudar a tener mejores resultados de producción agrícola. Según el caso, consta de 4 fases que son la limpieza del espacio donde se realizará la siembra; el primer arado, utilizando maquinarias para este fin, para evitar la compactación del suelo; el segundo arado, para preparar la zona donde se realizará la aplicación de fertilizantes, semillas y demás productos agrícolas; y el surcado, para delinear los espacios donde crecerán las plantas.

La preparación del terreno permite generar condiciones físicas para el buen flujo del agua y el aire; contribuye en disponer más nutrientes al remover restos de cosechas; ayuda a eliminar insectos, hongos y malas hierbas. Antes de remover el suelo hay que considerar factores como el grado de pendiente, su profundidad útil y textura, por lo que es necesario programar la preparación del terreno.

Para ello es necesario utilizar un ábaco de producción de cultivos, que es una herramienta que permite tener el control sobre el desarrollo de los procesos de las prácticas agrícolas, a manera de calendario y resultados obtenidos y por obtener.

Si estás a cargo de una plantación o tienes el proyecto en mente, recuerda considerar los tipos de cultivos antes descritos para luego iniciar con el proceso de producción agrícola. La planificación es muy importante para lograr la mejor productividad, algo que valoramos y tenemos muy presente en Agripac. Trabajando juntos desde 1972 e impulsando la agricultura de hoy para alimentar a las generaciones del mañana.

Conoce nuestra Guía para la Producción Agrícola y llévate información de los expertos para desarrollar cultivos de primera calidad. ¡Descubre más contenido en nuestro blog en un click!

Deja un comentario

¡Obtenga las noticias en su email!

Por favor espere unos segundos.

¡Gracias por registrarte!

Copyrigth © 2021. Todos los derechos reservados.

Sign Up to Our Newsletter

Be the first to know the latest updates

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.